martes, 3 de mayo de 2011

NOSTALGÍA DE LO INORGÁNICO

I

Me entregué sin esperanza al último sueño.

Encendí la luz de los conceptos

Y encontré sus sinrazones en una pista eléctrica

Como un disco rayado.

Me persiste la idea

Cuando mi corazón bombea

Que una extraña melussina me llega

Con un riff denso y percusivo.

¡Oh hija de Hermes!

¿Qué me trae tu copa de mercurio?

¿Paraísos perdidos o una nueva Jerusalem?

Tengo nostalgia este domingo de cuadra

Me asiste su luz de abril sin alas.

Algún día creí en ti

Algún día creí

No mires atrás

Contempla el azul que se abre para ti

El azul que se abre.

¡Oh dulce nube que me toca!

Racimo de uvas sirias

Que contrae sus venas y me empapas.

Chorro lácteo que ilumina mi fuente

En la cero.

Omnibus omnipresente que me lleva a sus patios

Somnolientos desde donde diviso

Un monte bello y su cascada.

Y en donde a punto de caer

Te posas

Para despedir la tarde

Con tus alas extendidas.

II

Tu canto se descubre ahora

Y solo me queda tu manto

Amarrado a este mástil.

Ven

No habrá otra aquí

En mi cielo

Corazón.

"EN LAS GRANDES CRISIS,EL CORAZÒN SE ROMPE O SE CURTE"
Honorato de Balzac

Ximena Sarinana - "Frente Al Mar"